Islandia

El mejor destino natural de Europa. Recibe poquísimos turistas y eso convierte esta isla en un enclave único para intrépidos viajeros que busquen perderse entre géisers y grandes cascadas de agua.