América del Norte

Un continente para todos. Las grandes urbes americanas, llenas de ocio y atracciones como San Francisco o Vancouver, quedan empequeñecidas por los gigantescos espacios naturales y sus interminables carreteras: Jasper, El Gran Canyon, Yellowstone... Y claro, no te olvides del trópico, donde todo se vuelve verde, los animales exóticos abundan y en las las playas caribeñas de arena blanca el tiempo se detiene.